+ Subir

1885

Barcelona

Santiveri es una empresa fundada en 1885 por Jaime Santiveri Piniés

Jaime santiveri

Este comerciante textil, propietario de una camisería en el centro de Barcelona, se vio aquejado por una enfermedad pulmonar que la medicina oficial de entonces calificaba como incurable, y esa aparante dificultad, le llevó al mundo de la medicina natural y de la nutrición sana.

Jaime Santiveri Piniés, fue un emprendedor con un tesón, creatividad y espíritu innovador difíciles de replicar. Adelantándose a su época y a pesar de los convencionalismos del momento, se dedicó a impulsar y divulgar los principios de la alimentación sana y las técnicas de la medicina naturista que el mismo había experimentado y que le habían salvado la vida.

Continúa leyendo y conociendo todos los detalles.....

Espíritu innovador

Alemania

Con apenas 25 años, Jaime Santiveri sufre una enfermedad pulmonar. Visita un médico tras otro y el diagnóstico es invariablemente el mismo: no había cura. Pero la resignación no entraba dentro de sus esquemas. Era demasiado joven para aceptar la fatalidad de la muerte sin antes remover cielo y tierra. A sus oídos llegó la existencia de un centro en Alemania que sanaba a mucha gente por medios naturales, incluso aquellos casos calificados como incurables por la medicina de entonces.

El balneario

Se trataba del sanatorio del abad Sebastian Kneipp en Wörishofen -quien años atrás se había curado de la misma enfermedad pulmonar, donde Jaime pasa 6 meses haciendo curas de agua, dando paseos al aire libre para oxigenar los pulmones, tomando plantas medicinales y siguiendo una terapia nutricional con dieta casi vegetariana. Se recuperó totalmente.

¿MILAGRO? NO. ¡EL TRATAMIENTO NATURISTA Y EL AGUA LE CURARON!

1885

Los inicios

Jaime regresó pletórico de vida y con ganas de transmitírselo a los médicos, quienes le volvieron a examinar y ratificaron su curación, pero nadie se preocupó por conocer el método que a él le había sanado. Aquello le desesperó y desde entonces no cejaría en el empeño de predicar la salud a través de los métodos naturales para que otras personas pudieran beneficiarse. Y empezó a transformar su camisería en una tienda de productos naturales.

1893

De camisería a farmacia

Posteriormente su tienda evolucionaría a farmacia, con un farmacéutico al frente. Denominada por aquel entonces Farmacia Kneipp, se convertiría en la madre no sólo de la empresa Santiveri, sino también en la primera tienda de productos naturales de España.

1914 nacen las primeras fábricas

Jaime Santiveri se vio en la necesidad de convertirse en fabricante. Traspasó entonces la camiseria y compró unos terrenos para montar una pequeña fábrica-laboratorio. Aquella también sería la primera fábrica de alimentos sanos, complementos naturales y plantas medicinales. Pero en 1928 los terrenos fueron expropiados y acostumbrado a crecerse ante las adversidades Jaime traslada la fábrica.

...Y SE ABREN NUEVAS TIENDAS

Los métodos naturistas e higienistas empezaban a hacer furor en toda Europa y los productos que manufacturaba Santiveri comenzaron a ganar terreno comercial a marchas forzadas. Fruto de ello son las primeras tiendas y sucursales (las franquicias de la época) que se abrieron en aquellos momentos de expansión. Éstas son algunas de ellas.

LOS PRIMEROS PRODUCTOS

Los primeros productos que comercializó Santiveri eran los mismos que utilizaba el abad Kneipp y se importaban de Alemania. Se trataba sobre todo de complementos para combatir carencias nutricionales, así como plantas medicinales, cubitos de caldos vegetales, preparados de proteínas vegetales para vegetarianos, harinas enriquecidas para niños, malta y utensilios para aplicar la hidroterapia. Con la llegada de la primera fábrica, también empezaría a manufacturar productos con sus propias marcas: Natura y Vigor.

El producto estrella

El primer producto que hizo “despegar” a Santiveri fue la malta –un sucedáneo del café–, muy popular en la primera mitad del siglo XX, más sano y económico que el café. Jaime Santiveri la importaría primero de Alemania, pero acabaría fabricándola con su propia marca Natura y ofreciendo degustaciones gratuitas por toda España.

DEGUSTACIONES GRATUITAS DE MALTA

Fruto de la mente inquieta de Jaime Santiveri también fueron las cafeterías rodantes con las que a principios del siglo XX vendía y ofrecía degustaciones gratuitas de malta, al modo de los Roadshows actuales. El Águila verde, primero, y La Flecha verde, después, fueron los dos camiones reconvertidos en cafetería-tienda ambulante que recorrieron pueblos y ciudades convirtiéndose en una estampa clásica de la España de la preguerra.

EL ÁGUILA VERDE

El Águila verde era un Citroën perfectamente adaptado para la degustación y venta ambulante de malta. Todo era transformable, no le faltaba el más mínimo detalle.

Publicidad

Y no sólo las degustaciones y roadshows de malta. De la importancia que Jaime Santiveri concedía ya por aquel entonces a la promoción de los productos y a la labor de difusión de los métodos naturistas dan cuenta, por ejemplo, estos folletos, anuncios de prensa, escaparates y la revista Natura, que la publicaba él mismo y fue el órgano de difusión de la 1ª asociación vegetariana de la época.