¿Todavía con
este navegador?

Es hora de actualizarlo para poder disfrutar a tope y de manera optimizada de nuestra web.

¡Descárgalo!
X

La quínoa es una semilla con unas propiedades similares a los cereales, pero con diferencias nutricionales muy destacable, sobre todo en cuanto a composición proteica. Y es que posee un 18% de proteínas y contiene todos los aminoácidos esenciales, incluso lisina y merionina, de los que carecen los cereales. No tiene gluten, por lo que es apta para celíacos.

X

La sal marina que se obtiene por evaporación del agua del mar contiene abundantes sales minerales de forma concentrada. Utilizando sal marina en lugar de sal de mesa corriente se obtiene un suministro equilibrado de sales minerales en el organismo. La sal marina además de cloruro sódico, contiene pequeñas cantidades de sales de calcio, potasio y magnesio. También aporta una pequeña pero importante cantidad de yodo. Al mismo tiempo la sal marina, por su sabor más intenso, puede utilizarse en menos cantidad que la sal ordinaria, lo cual es también interesante con vistas a reducir la ingestión de cloruro sódico. Mejora el sabor de los alimentos, contribuyendo a hacerlos más apetitosos, aumentando la secreción de los jugos gástricos y favoreciendo la digestión.

ÉSTE ES
NUESTRO CATÁLOGO
DE EXPORACIÓN

¡Entra y descubre todos nuestros productos de alimentación sana!

DESCARGAR CATÁLOGO
Cerrar popup

Concurso Mensual¡Suscríbete a nuestra newsletter!

Newsletter

Cada mes sorteamos este lote de productos entre nuestros nuevos suscriptores Santiveri.

VOLVER AL LISTADO

Remolachas asadas sobre un lecho de quínoa y nueces

Remolachas asadas sobre un lecho de quínoa y nueces AUTOR: Santiveri 10 de enero de 2018
4 DIFICULTAD 0:40'

La remolacha es aromática y muy rica en antioxidantes. Podemos tomarla de mil maneras, esta vez te proponemos que la tomes asada y acompañada de una exquisita mezcla de quínoa y nueces. Te encantará.

¡A POR ELLO! PASITO A PASO...

1. Precalienta el horno a 200 º centígrados. Pon a calentar un cazo con agua, cuando inicie la ebullición vierte la quínoa y cocina hasta que esté tierna pero crujiente, más o menos 20 minutos. Retira del fuego, escurre y reserva.

2. Lava y seca muy bien las remolachas, úntalas con aceite de oliva y ásalas en el horno hasta que estén tiernas. Retíralas, déjalas atemperar y pélalas. Córtalas groseramente.

3. Pela las chalotas, pícalas muy pequeñito y sofríelas con el aceite de oliva en una sartén antiadherente. Cuando estén pochadas incorpora las nueces picadas y la quínoa y remueve. Salpimenta y distribuye la quínoa en 4 cuencos.

4. Distribuye la remolacha sobre la quínoa y sirve inmediatamente. Puedes adornar los cuenquitos con unos trocitos de nueces.

¡¡¡TOMA NOTA!!!

tabla
  • 4 tazas de quínoa bio Santiveri
  • 2 chalotas
  • 2 cucharadas de aceite de oliva extra virgen
  • 4 remolachas medianas
  • 1 taza de nueces picadas
  • sal marina fina Santiveri
  • Pimienta blanca recién molida