¿Todavía con
este navegador?

Es hora de actualizarlo para poder disfrutar a tope y de manera optimizada de nuestra web.

¡Descárgalo!
X

La sal marina que se obtiene por evaporación del agua del mar contiene abundantes sales minerales de forma concentrada. Utilizando sal marina en lugar de sal de mesa corriente se obtiene un suministro equilibrado de sales minerales en el organismo. La sal marina además de cloruro sódico, contiene pequeñas cantidades de sales de calcio, potasio y magnesio. También aporta una pequeña pero importante cantidad de yodo. Al mismo tiempo la sal marina, por su sabor más intenso, puede utilizarse en menos cantidad que la sal ordinaria, lo cual es también interesante con vistas a reducir la ingestión de cloruro sódico. Mejora el sabor de los alimentos, contribuyendo a hacerlos más apetitosos, aumentando la secreción de los jugos gástricos y favoreciendo la digestión.

X

La harina integral de trigo se obtiene por la molienda del grano de trigo completo. El trigo es un cereal muy completo en cuanto a elementos nutritivos se refiere, por lo que la harina al igual que el cereal es rica en hidratos de carbono, presentes en forma de almidones, sus proteínas están constituidas básicamente por gluten, por lo que no es apta para celíacos. Contiene vitaminas (grupo B y E) y minerales (fósforo, magnesio, sodio, calcio, potasio, sílice, azufre y hierro).

Cerrar popup

Concurso Mensual¡Suscríbete a nuestra newsletter!

Newsletter

Cada mes sorteamos este lote de productos con nuestra bolsa de deporte entre los nuevos suscriptores Santiveri.

VOLVER AL LISTADO

Raviolis de remolacha rellenos de espinacas y piñones

Raviolis de remolacha rellenos de espinacas y piñones AUTOR: Santiveri 22 de noviembre de 2017
4 DIFICULTAD 1:00'

La pasta casera es una delicia y una forma divertida de preparar platos originales y muy saludables. Esta vez te proponemos esta de remolacha, tan vistosa como nutritiva y fácil de preparar.

¡A POR ELLO! PASITO A PASO...

1. Tritura el huevo con las dos remolachas. Coloca la Harina Integral de Trigo Bio Santiveri en un bol amplio, añade una pizca de Sal Marina Santiveri y vierte la mezcla de huevo y remolacha en el centro. Amasa con cuidado hasta que todos los ingredientes queden muy bien integrados. Envuelve la masa en papel film y deja reposar al menos 30 minutos a temperatura ambiente.

2. Pela la cebolleta y pícala muy finito. Pon a calentar una sartén con el aceite de oliva, saltea la cebolleta y cuando empiece a estar dorada añade las espinacas y los piñones. Salpimienta y remueve hasta que las espinacas queden tiernas. Retira del fuego y deja atemperar.

3. Estira la pasta con ayuda de un rodillo o de una máquina de hacer pasta. Recuerda ir espolvoreando más harina para que la masa no se pegue. Tienes que estirarla hasta conseguir un grosor de entre 2 y 3 milímetros.

4. Corta la pasta en cuadrados de unos 5 a 7 centímetros de largo. Empieza a rellenar los ravioli, para ello coloca una cucharadita del relleno de espinacas y piñones en el centro de un cuadrado de pasta, moja los bordes con un poco de agua y cubre con otro cuadrado. Presiona los bordes hasta que la masas se fusionen.

5. Pon a calentar una olla con agua ligeramente salada. Cuando empiece a hervir ve añadiendo los ravioli poco a poco. Al ser pasta fresca, solo necesitarás que cuezan durante unos 5 minutos, una vez pasado ese tiempo, retira la olla del fuego y escurre los ravioli.

6. Sirve los ravioli acompañados de unas hojas de lechuga variada, unas rodajas de remolacha cocida y unas grosellas, y adereza con un chorro de aceite de oliva extra virgen.

¡¡¡TOMA NOTA!!!

tabla
  • 400 g de harina integral de trigo bio Santiveri
  • 2 huevos
  • 3 remolachas pequeñas cocidas del tamaño de un huevo
  • 1 cucharada de piñones
  • 1 taza de espinacas baby
  • 1 cebolleta pequeña
  • Sal marina
  • 2 cucharadas de aceite de oliva
  • 1 tazón de hojas de lechuga variadas
  • 1 taza de grosellas
  • aceite de oliva extra virgen
  • sal marina fina