¿Todavía con
este navegador?

Es hora de actualizarlo para poder disfrutar a tope y de manera optimizada de nuestra web.

¡Descárgalo!
X

La mermelada de tomate, original y sorprendente, es un producto que cada vez está más presente en la cocina. Su versatilidad es grande: es perfecta en desayunos y meriendas para untar en tostadas, panecillos y todo tipo de bollería, pero su sabor dulzón y ligeramente ácido también la convierten en un ingrediente mágico para vinagretas y salsas. Además, puede acompañar carnes, verduras, quesos, pastas y arroces simplemente calentándola un poco. Es rica en fibra, vitaminas y minerales, sobre todo si se prepara a partir de ingredientes ecológicos. De entre sus componentes destaca el licopeno, del cual es una fuente más generosa incluso que el tomate crudo, ya que durante el proceso de preparación de la mermelada de tomate, el licopeno se libera y se vuelve más fácilmente absorbible a nivel intestinal.

Cerrar popup

Concurso Mensual¡Suscríbete a nuestra newsletter!

Newsletter

Cada mes sorteamos este lote de productos con nuestra bolsa de deporte entre los nuevos suscriptores Santiveri.

VOLVER AL LISTADO

Mini quiche de espinacas, queso, avellanas y mermelada de tomate

Mini quiche de espinacas, queso, avellanas y mermelada de tomate AUTOR: Santiveri 4 de septiembre de 2015
4 DIFICULTAD 50'

Perfecta como primer plato y como tentempié. Esta receta te aportará buenas cantidades de fibra, vitaminas, calcio, omegas y minerales.

¡A POR ELLO! PASITO A PASO...

1. Escalda las espinacas en agua hirviendo, refréscalas y escúrrelas bien. 
2. Pica la cebolla y, en una sartén con aceite de oliva, sofríela a fuego lento unos 10 minutos o hasta que esté bien cocida. Añade las espinacas y mezcla. Salpimienta, cuece unos minutos, añade el queso y las avellanas troceadas, mezcla bien y reserva.
3. Pon la pasta brisa en moldes individuales o en uno grande para quiche, pincha el fondo con un tenedor, pon unos garbanzos secos sobre la pasta y cuece unos 8 minutos a 190º C en el horno. Reserva. 
4. Bate los huevos con sal, mézclalos con las espinacas y la leche, y añade una pizca de nuez moscada. Rellena los moldes y deja en el horno a 180º C unos 35 minutos.
6. Saca del molde y sirve con 1 cucharadita de mermelada de tomate sobre cada quiche.

Truco
Con soja. En lugar de queso y leche, añade al relleno de las quiches la misma cantidad pero de crema de soja para cocinar; el sabor te sorprenderá. 

 

¡¡¡TOMA NOTA!!!

tabla
  • 300 gr de espinacas frescas
  • 1 cebolla
  • 100 gr de queso cremoso
  • 50 ml de leche
  • 1 cebolla grande
  • 4 huevos
  • 100 gr de queso fresco cremoso
  • 50 gr de avellanas tostadas
  • 50 gr de leche
  • 1 lámina de pasta brisa
  • Nuez moscada
  • sal y pimienta
  • Aceite de oliva virgen extra
  • 100 gr de mermelada de tomate