¿Todavía con
este navegador?

Es hora de actualizarlo para poder disfrutar a tope y de manera optimizada de nuestra web.

¡Descárgalo!
X

La sal marina que se obtiene por evaporación del agua del mar contiene abundantes sales minerales de forma concentrada. Utilizando sal marina en lugar de sal de mesa corriente se obtiene un suministro equilibrado de sales minerales en el organismo. La sal marina además de cloruro sódico, contiene pequeñas cantidades de sales de calcio, potasio y magnesio. También aporta una pequeña pero importante cantidad de yodo. Al mismo tiempo la sal marina, por su sabor más intenso, puede utilizarse en menos cantidad que la sal ordinaria, lo cual es también interesante con vistas a reducir la ingestión de cloruro sódico. Mejora el sabor de los alimentos, contribuyendo a hacerlos más apetitosos, aumentando la secreción de los jugos gástricos y favoreciendo la digestión.

X

sin gluten

El mijo (Pennisetum glaucum) es uno de los alimentos más alcalinizantes, una propiedad que ayuda a cuidar la salud general del organismo. Se trata de un cereal de pequeño tamaño y llamativo color amarillo originario del centro del continente africano. Se consume cocido, tan sólo necesita unos 20 minutos, y su sabor mantecoso lo hace muy apto para preparar hamburguesas, croquetas y recetas dulces, así como para servirlo en ensalada o combinado con verduras y hortalizas. En total aporta un 72% de hidratos de carbono, 11% de proteínas y 4% de lípidos. Es buena fuente de hierro, potasio, magnesio, manganeso, cobre y vitaminas B1, B2, B3 y B5.

Cerrar popup

Concurso Mensual¡Suscríbete a nuestra newsletter!

Newsletter

Cada mes sorteamos este lote de productos con nuestra bolsa de deporte entre los nuevos suscriptores Santiveri.

VOLVER AL LISTADO

Ensalada completa con mijo y judía

Ensalada completa con mijo y judía AUTOR: Santiveri 25 de julio de 2017
4 DIFICULTAD 0:40'

Las ensaladas no tienen por qué ser aburridas ni sosas. De hecho esta ensalada es muy completa, aporta proteínas, fibra, vitaminas y carbohidratos saciantes, además no tiene gluten. Es perfecta para llevar de picnic, al trabajo o la playa.

¡A POR ELLO! PASITO A PASO...

1 Pon a cocer el mijo con el agua durante 20 minutos a fuego medio, retira del fuego y deja enfriar. Reserva.

2 Lava los tomates y córtalos por la mitad. Si fuera necesario, lava los canónigos. Pela y ralla la zanahoria.

3 Prepara una vinagreta de limón, para ello coloca el zumo de limón y el aceite en un bol, sazona y añade la pimienta y una pizca de comino, al gusto. Bate todo hasta obtener una emulsión homogénea.

4 Prepara los tarros añadiendo los ingredientes por capas. Aliña con la vinagreta justo antes de comer la ensalada.

Puedes preparar la vinagreta de antemano y conservarla en la nevera. Utiliza un bote hermético con gotero, así solo tendrás que agitarla para volver a homogenizarla, justo antes de añadirla a la ensalada.

Descubre otra receta sin gluten: Hamburguesas de mijo y garbanzos

¡¡¡TOMA NOTA!!!

tabla
  • 150 g de mijo Santiveri
  • 2 tazas de judías pintas cocidas
  • 1 taza de maíz cocido
  • 1 taza de guisantes o de soja verde
  • 1 bolsa de canónigos (100 g)
  • 1 docena de tomatitos cherry
  • 1 zanahoria
  • 3 cucharadas de aceite de oliva
  • 1 cucharadas de zumo de limón
  • pimienta blanca
  • comino en polvo
  • sal marina fina Santiveri