¿Todavía con
este navegador?

Es hora de actualizarlo para poder disfrutar a tope y de manera optimizada de nuestra web.

¡Descárgalo!
X

Los caldos de verduras concentrados son depurativos, bajos en calorías y ricos en vitaminas y minerales. Se elaboran a partir de caldos vegetales preparados con distintas verduras provenientes de cultivo biológico, que se concentran y deshidratan hasta formar una pasta dura con la que se preparan las pastillas de caldo. Finalmente, gracias a que están deshidratadas, las pastillas de caldo vegetal bio conservan sus propiedades nutricionales durante mucho tiempo, convertiendose en un práctivo y sano recurso que nunca debería faltar en tu cocina.

X

La sal marina que se obtiene por evaporación del agua del mar contiene abundantes sales minerales de forma concentrada. Utilizando sal marina en lugar de sal de mesa corriente se obtiene un suministro equilibrado de sales minerales en el organismo. La sal marina además de cloruro sódico, contiene pequeñas cantidades de sales de calcio, potasio y magnesio. También aporta una pequeña pero importante cantidad de yodo. Al mismo tiempo la sal marina, por su sabor más intenso, puede utilizarse en menos cantidad que la sal ordinaria, lo cual es también interesante con vistas a reducir la ingestión de cloruro sódico. Mejora el sabor de los alimentos, contribuyendo a hacerlos más apetitosos, aumentando la secreción de los jugos gástricos y favoreciendo la digestión.

X

El Pan Grille bio de Santiveri es un pan con un sabor intenso y tradicional gracias a estar elaborado con masa madre. Cortado en rebanadas y con un tostado lento, sus tostadas son crujientes y resistentes, por lo que son perfectas para tomar en las comidas, meriendas y desayunos, al igual que para preparar canapés y tentempiés. Está elaborado con harina integral de trigo, levadura madre (10%), gluten de trigo, sal marina, aceite de oliva virgen extra, extracto de malta y antioxidantes naturales. Tiene un alto contenido en fibra (13%).

X

La bebida de avena con calcio Calciavena es una bebida que destaca por su rico sabor y aroma, perfecta tanto para cocinar, como para tomar sola o añadida al café, el té e incluso combinarla con cacao. Es una es una bebida 100% vegetal elaborada sin aditivos alimentarios y a la que no se le han añadido azúcares, por lo que puede reemplazar a la leche de vaca en cualquier receta culinaria. Está enriquecida con calcio y además contiene betaglucanos, un tipo de fibra soluble. Al tratarse de una bebida vegetal no tiene colesterol ni lactosa y solo aporta 45 kcal/100 ml.

Cerrar popup

Concurso Mensual¡Suscríbete a nuestra newsletter!

Newsletter

Cada mes sorteamos este lote de productos con nuestra bolsa de deporte entre los nuevos suscriptores Santiveri.

VOLVER AL LISTADO

Crema de champiñones sin lactosa

Crema de champiñones sin lactosa AUTOR: Santiveri 11 de enero de 2017
4 DIFICULTAD 40'

Si te apetece algo calentito y sabroso, no te resista. Esta crema de champiñones está para chuparse los dedos y es súper fácil de hacer.

¡A POR ELLO! PASITO A PASO...

1. Pela y pica muy pequeño la cebolla y el ajo. Limpia los champiñones y lamínalos.

2. Pon a calentar una sartén honda con el aceite de oliva. Incorpora el ajo, remueve un minuto y añade la cebolla. Cocina y remueve hasta que la cebolla esté transparente.

3. Reserva un puñado y añade el resto de los champiñones al sofrito. Remueve hasta que los champiñones queden blandos. Agrega la leche de avena Calciavena, la pastilla de caldo de vegetales bio Santiveri y medio litro de agua. Cuando empiece a hervir trocea el Pan Grillé Tradicional bio y añádelo también. Cocina durante 2 o 3 minutos, retira del fuego.

4. Unta con aceite una plancha y dora los champiñones reservados. Sácalos y déjalos sobre papel absorbente.

5. Tritura la crema de champiñones hasta que quede cremosa y homogénea. Salpimiéntala y distribúyela en boles. Sírvela bien caliente y cubierta con las láminas de champiñones.

¡¡¡TOMA NOTA!!!

tabla