X

X

¡RECIBIDO!

hasta pronto
X

¡RECIBIDO!

hasta pronto
X

¡RECIBIDO!

hasta pronto
X

¡RECIBIDO!

hasta pronto

¿Todavía con
este navegador?

Es hora de actualizarlo para poder disfrutar a tope y de manera optimizada de nuestra web.

¡Descárgalo!

ÉSTE ES
NUESTRO CATÁLOGO
DE EXPORACIÓN

¡Entra y descubre todos nuestros productos de alimentación sana!

DESCARGAR CATÁLOGO
Cerrar popup

Concurso Mensual¡Suscríbete a nuestra newsletter!

Newsletter

Cada mes sorteamos este lote de productos entre nuestros nuevos suscriptores Santiveri.

VOLVER AL LISTADO
Mark Powell: una segunda vida (artística) para el correo AUTOR: Yeray S. Iborra 23 de noviembre de 2015

Una segunda vida (artística) para el correo

El ilustrador británico Mark Powell se ha encargado los últimos tres años de llenar de vida el correo postal. Armado con su boli, Powell dibuja minuciosos retratos realistas o detallados animales –entre otros– en sobres encontrados. El correo en desuso como fuente de inspiración.

¿Cuánto hace que no recibes una carta? ¿Ni siquiera una postal? Vale, giremos las tornas: ¿Cuánto hace que no la envías? Nunca es tarde para empezar, dicho sea de paso… Pero no, no eres ningún bicho raro: el sistema postal está en declive, pese a haber sido uno de los tótems comunicativos en las sociedades modernas.

Los buzones han pasado de ser fuente de ilusión (y de trabajo) para muchos –la Carta a los Reyes Magos, un mensaje para un amigo lejano, ¡correspondencia con la persona amada!–, a un simple objeto kitsch que desfallece entre propaganda política, publicidad y, claro… facturas. Eso debió pensar Mark Powell cuando, cansado de plasmar sus retratos realistas en cualquier papelajo, decidió añadirle un plus de simbolismo a sus lienzos: ¿Y por qué no las cartas? Los sobres pasaron a ser su suporte en 2011. 

Con una técnica pasmosa del retrato realista, incluso del hiperrealista, Powell empezó a utilizar sobres con remitente, sello, lacrado: cartas al uso como medio de comunicación. Cartas usadas, cartas con historia. Powell, que utiliza sobres con fecha desde mediados del siglo XIX hasta la actualidad, esboza la mayoría de ilustraciones con bolígrafo corriente; sí, con el mismo con el que haces las listas de la compra. Para Powell, tal y como recoge la periodista Mar Abad, sus dibujos en sobres son “una manera de conservar la historia”.  

Los bustos (y demás creaciones: pájaros, casas…) de Powell, de trazado marcado y con gran dominio de las sombras, del ruido, empezaron a moverse rápido. Hasta el punto que hoy están cotizados como obras de arte. Y es que, ¿qué es sino una obra de arte? No más que un objeto, un símbolo, que en un contexto determinado choca, comunica y adquiere vida propia: un sobre con segunda vida, artística. 

Foto: Mark Powell

 

 

COMENTARIOS

  • sonia

    Una segunda vida (artística) para el correo

    precioso

    23 de noviembre de 2015| 14:32 H
¿Quieres comentarnos algo sobre este post?

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.
Los campos necesarios están marcados *