X

X

¡RECIBIDO!

hasta pronto
X

¡RECIBIDO!

hasta pronto
X

¡RECIBIDO!

hasta pronto
X

¡RECIBIDO!

hasta pronto

¿Todavía con
este navegador?

Es hora de actualizarlo para poder disfrutar a tope y de manera optimizada de nuestra web.

¡Descárgalo!

ÉSTE ES
NUESTRO CATÁLOGO
DE EXPORACIÓN

¡Entra y descubre todos nuestros productos de alimentación sana!

DESCARGAR CATÁLOGO
Cerrar popup

Concurso Mensual¡Suscríbete a nuestra newsletter!

Newsletter

Cada mes sorteamos este lote de productos entre nuestros nuevos suscriptores Santiveri.

VOLVER AL LISTADO
The Machine to Be Another, arte AUTOR: Sergio Collado 28 de enero de 2016

La máquina que te convierte en otro

Había la película aquella de Spike Jonze llamada Cómo ser John Malkovich, en la que justamente y de forma bastante delirante John Cusack, Catherine Keener y Cameron Diaz se metían en el cuerpo de John Malkovich, vivían y sentían lo que él... Pues bueno, ahora BeAnotherLab nos lo pone al alcance de la mano o, mejor dicho, de las sensaciones.

Se trata de The Machine to Be Another, la máquina para ser otro. En 2016 estamos ya en los terrenos del futuro y la ciencia ficción. 

La máquina en realidad es un modelo de investigación artístico encarado a las relaciones de identidad, subjetividad y empatía y actúa como una extensión virtual del cuerpo. A través de una performance se interactúa con un lapso de vida de otra persona: nos veremos en el cuerpo de ese individuo, veremos la realidad como él y escucharemos sus pensamientos.

En dos espacios idénticos se sitúan dos personas con gafas y auriculares. En uno, un actor –o una persona del público u otro protagonista– recorre el espacio y nos va hablando sobre aquello que nos quiere transmitir. En el espacio anexo seguiremos los movimientos del "actor" y podremos recibir y, por lo tanto, "sentir" lo que la otra persona está viviendo. Nuestro punto de vista, ya no será nuestro punto de vista.

Para sus creadores La Máquina sirve como herramienta para acercar a las personas poniéndonos en su piel, logrando aproximar gente de diferentes contextos sociales, culturales e ideológicos. El experimento ya está paseando por muchos museos del globo, así que si tienes oportunidad no pierdas la posibilidad de ser otro... estés o no muy cansado de ser siempre tú mismo.

 

COMENTARIOS

¿Quieres comentarnos algo sobre este post?

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.
Los campos necesarios están marcados *