X

X

¡RECIBIDO!

hasta pronto
X

¡RECIBIDO!

hasta pronto
X

¡RECIBIDO!

hasta pronto
X

¡RECIBIDO!

hasta pronto

¿Todavía con
este navegador?

Es hora de actualizarlo para poder disfrutar a tope y de manera optimizada de nuestra web.

¡Descárgalo!

ÉSTE ES
NUESTRO CATÁLOGO
DE EXPORACIÓN

¡Entra y descubre todos nuestros productos de alimentación sana!

DESCARGAR CATÁLOGO
Cerrar popup

Concurso Mensual¡Suscríbete a nuestra newsletter!

Newsletter

Cada mes sorteamos este lote de productos entre nuestros nuevos suscriptores Santiveri.

VOLVER AL LISTADO
Kumi Yamashita, esculturas de sombra AUTOR: Sergio Collado 16 de marzo de 2016

Kumi Yamashita, esculturas de sombra

Se enciende la luz y, sobre el fondo, la figura aparece esculpida en sombra. Sólo se necesita que algo se interponga al haz lumínico y que este esté en un ángulo preciso.

Parece sencillo, sin embargo alcanzar la belleza a la hora de crear arte –o emoción– con la sombra es algo que pocos pueden lograr, y entre ellos está la artista nipona Kumi Yamashita. Sutileza y sensibilidad, arte contemporáneo con una fuerte raíz en la tradición del país del sol naciente.

Mezcla de tangible e intangible, de creación con la ausencia. Lo que antes no estaba, ahora aparece... Una de las experiencias europeas, muy española por cierto, que hay de investigación del uso de lo oscuro es el Barroco, pero ahí incluso la sombra es excesiva. En esta artista está finamente medida, véanse las obras Fragments, City View, Veil, Clouds...

Yamashita confiesa que su arte sólo se entiende por haber nacido en Japón, que es heredera de la tradición de su país por la minuciosidad de los artesanos, la sutileza de la búsqueda y la esencia minimalista de los resultados.

Es aquí donde se pueden entrever ensayos como El elogio de la sombra de Junichiro Tanizaki, los edificios lineales con plafones de papel, los jardines armoniosos de trazo zen, los minuciosos origamis, los sintéticos poemas en forma de haiku e ikebana.

Yamashita entroniza la tradición en la modernidad tanto en formas como en temas y nos muestra otro Japón contemporáneo.

Hágase la luz para que aparezca lo invisible, para que la nada se dibuje.

 

COMENTARIOS

¿Quieres comentarnos algo sobre este post?

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.
Los campos necesarios están marcados *