X

X

¡RECIBIDO!

hasta pronto
X

¡RECIBIDO!

hasta pronto
X

¡RECIBIDO!

hasta pronto
X

¡RECIBIDO!

hasta pronto

¿Todavía con
este navegador?

Es hora de actualizarlo para poder disfrutar a tope y de manera optimizada de nuestra web.

¡Descárgalo!
Cerrar popup

Concurso Mensual¡Suscríbete a nuestra newsletter!

Newsletter

Cada mes sorteamos este lote de productos entre nuestros nuevos suscriptores Santiveri.

VOLVER AL LISTADO
Gotham Handbook de Paul Auster Nueva York AUTOR: Àngels Codina 10 de diciembre de 2015

Gotham Handbook, el "doble juego" de Paul Auster y Sophie Calle

El escritor Paul Auster redactó en 1994 un manual de instrucciones para la artista Sophie Calle con el objetivo de que ésta convirtiera la ciudad de los rascacielos en un lugar más agradable.

Sonríe. Aunque la situación no lo requiera. Aunque estés cabreado. Aunque te sientas miserable. Y cada sonrisa que recibas a cambio considérala un regalo. Presta más atención a lo que pasa en tu alrededor que a ti mismo. Antes de salir de casa, prepara tres o cuatro bocadillos, y cada vez que te cruces con alguien que esté hambriento, dale un sándwich. Reparte paquetes de cigarrillos; son malos para la salud, pero producen bienestar. Da conversación; si no sabes de qué hablar, habla del tiempo. Aprópiate de un lugar público de la ciudad y mejóralo. No importa cuál, ni dónde. Una esquina, la boca del metro, un árbol. Mantenlo limpio, decóralo. Considéralo una extensión de ti, una parte de tu identidad.

En 1994, Paul Auster mandó estas tres instrucciones básicas a la artista Sophie Calle, en un diálogo artístico que el escritor bautizó con el nombre de Gotham Handbook.

Durante una semana, la artista siguió las instrucciones a rajatabla: repartió sonrisas; bocadillos de jamón y queso, y tabaco; charló con vagabundos y sintecho. Y se apropió de una cabina telefónica. La limpió y la condicionó con todo aquello que pensaba que la haría más agradable para sus usuarios: le colocó una silla, flores frescas, comida, cigarrillos.

En total, regaló 125 sonrisas y recibió 72 a cambio; repartió 22 sándwiches, y otros 10 fueron rechazados; los 8 paquetes de tabaco que ofreció fueron aceptados, y conversó un total de 154 minutos.

La experiencia, ilustrada con fotografías y largamente relatada por Sophie Calle, se ha mostrado en exposiciones por todo el mundo, y la recoge el libro Double Game, de Paul Auster y Sophie Calle, editado en 1999. ¿Os atreveríais vosotros a hacer lo mismo?

 

COMENTARIOS

¿Quieres comentarnos algo sobre este post?

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.
Los campos necesarios están marcados *

TAMBIÉN TE PODRÍA INTERESAR

OTROS ARTÍCULOS DESTACADOS