X

X

¡RECIBIDO!

hasta pronto
X

¡RECIBIDO!

hasta pronto
X

¡RECIBIDO!

hasta pronto
X

¡RECIBIDO!

hasta pronto

¿Todavía con
este navegador?

Es hora de actualizarlo para poder disfrutar a tope y de manera optimizada de nuestra web.

¡Descárgalo!
Cerrar popup

Concurso Mensual¡Suscríbete a nuestra newsletter!

Newsletter

Cada mes sorteamos este lote de productos con nuestra bolsa de deporte entre los nuevos suscriptores Santiveri.

VOLVER AL LISTADO
Esculturas de arena arte efimero 29 de mayo de 2017

Esculturas de arena, el arte efímero del verano

Desde hace décadas, en las playas de todo el mundo, cientos de artistas modelan la arena para conseguir, desde pequeñas esculturas de arena impresionantes obras de arte, cuya longevidad depende del viento, de la lluvia y de las olas del mar.

La península ibérica, con sus miles de kilómetros de costa, es por tanto uno de los núcleos de arte efímero en forma de esculturas de arena.

En el Algarve (Portugal) se celebra cada año uno de los festivales más importantes, el Festival Internacional de Esculturas de Arena (FIESA). Pero este tipo de arte se extiende por todo el mundo. Allí donde hay una playa, puede haber un artista dispuesto a trabajar por amor al arte.

En Bélgica encontramos el Festival de Esculturas de Arena de Bélgica, que está considerado el de mayor tamaño del mundo y cuya actual temática gira alrededor del mundo de fantasía de Disney.

En Søndervig (Dinamarca) encontramos otro festival, que va variando su temática cada año. En Turquía encontramos el Festival internacional de esculturas de arena (SANDLAN), cuyas esculturas de arena retratan distintas escenas mitológicas. Y así encontramos distintos festivales y exposiciones en Ibiza (España), Estados Unidos, el sureste asiático… es posible disfrutar de este tipo de arte por todo el mundo.

El tema es tan apasionante y atrae tanto interés, que incluso se celebran competiciones como el Campeonato de esculturas de arena de Cervia (Italia)  o el Festival de esculturas de arena de Rorschach (Suiza).

Pero lo mejor de estas expresiones artísticas no es lo impresionante que resultan o que sean tan efímeras y fugaces, sino que es un arte que cualquier persona puede practicar, es gratis e incluso puede ser terapéutico, ya que trabajar con las manos centrándonos en reproducir una figura, un castillo o cualquier otra cosa, supone un trabajo que mejora nuestra coordinación, imaginación, orientación espacial, concentración, e incluso nos ayuda a relajarnos y liberar tensiones. Vamos, que más que arte, es arteterapia.

Lee también: Vacaciones sostenibles

COMENTARIOS

¿Quieres comentarnos algo sobre este post?

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.
Los campos necesarios están marcados *