X

X

¡RECIBIDO!

hasta pronto
X

¡RECIBIDO!

hasta pronto
X

¡RECIBIDO!

hasta pronto
X

¡RECIBIDO!

hasta pronto

¿Todavía con
este navegador?

Es hora de actualizarlo para poder disfrutar a tope y de manera optimizada de nuestra web.

¡Descárgalo!

ÉSTE ES
NUESTRO CATÁLOGO
DE EXPORACIÓN

¡Entra y descubre todos nuestros productos de alimentación sana!

DESCARGAR CATÁLOGO
Cerrar popup

Concurso Mensual¡Suscríbete a nuestra newsletter!

Newsletter

Cada mes sorteamos este lote de productos entre nuestros nuevos suscriptores Santiveri.

VOLVER AL LISTADO
De viaje por el espacio AUTOR: Àngels Codina 5 de julio de 2016

De viaje por el espacio

Centenares de objetos lanzados por el hombre, desde el sonido de un beso a los restos de monos astronautas o el sable de Luke Skywalker, deambulan por el Universo

Al iniciarse la exploración del Sistema Solar en los 60, surgió el interés por hallar vida inteligente en el espacio. Se lanzaron diversas sondas y misiones a Venus, Marte y Júpiter, sin resultados. Luego, se encargó al astrofísico y divulgador científico Carl Sagan que diseñara un mensaje dirigido a los extraterrestres y que se lanzaría al espacio. El resultado fue un disco dorado que se envió a bordo de la nave Voyager en 1977, y que contenía sonidos e imágenes que retratan la vida y la cultura en la Tierra. Incluye, por ejemplo, el dibujo de un hombre y una mujer desnudos; una foto de la Ópera de Sydney; el sonido de pájaros, truenos y cigarras; el ladrar de un perro; el ruido de un beso de madre a hijo y el latido de un corazón; un saludo en 59 idiomas, y mensajes escritos por el entonces presidente de Estados Unidos Jimmy Carter. Hoy en día, el disco aún sigue viajando por el espacio, junto con centenares de objetos de lo más insólitos.

Uno de ellos es la canción Across the Universe, de los Beatles, que desde 2008 viaja por el universo a 300.000 kilómetros por segundo en dirección a la Estrella del Norte, Polaris, a 431 años luz de la tierra. También, figuras de Lego de Galileo y de los dioses romanos Júpiter y Juno; el sable de Luke Skywalker; un muñeco de Buzz Lightyear; los restos de los simios que fueron lanzados en las misiones al espacio; esperma de un erizo de mar; una impresora 3D gigante; bolsas llenas de vómito; e incluso un ejemplar de la revista Playboy, y el reloj y la bufanda de la célebre aviadora Amelia Earhart.

 

COMENTARIOS

¿Quieres comentarnos algo sobre este post?

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.
Los campos necesarios están marcados *