X

X

¡RECIBIDO!

hasta pronto
X

¡RECIBIDO!

hasta pronto
X

¡RECIBIDO!

hasta pronto
X

¡RECIBIDO!

hasta pronto

¿Todavía con
este navegador?

Es hora de actualizarlo para poder disfrutar a tope y de manera optimizada de nuestra web.

¡Descárgalo!

ÉSTE ES
NUESTRO CATÁLOGO
DE EXPORACIÓN

¡Entra y descubre todos nuestros productos de alimentación sana!

DESCARGAR CATÁLOGO
Cerrar popup

Concurso Mensual¡Suscríbete a nuestra newsletter!

Newsletter

Cada mes sorteamos este lote de productos entre nuestros nuevos suscriptores Santiveri.

VOLVER AL LISTADO
Iglu AUTOR: Sergio Collado 12 de abril de 2016

Cuando lo que menos importa es dormir

Hay a quien le gusta viajar y aprovecha para dormir en sitios especiales y hay a quien le gusta dormir en sitios especiales y, de paso, marcarse un viajecito. Seas de uno u otro tipo de persona, los lugares de los que hablamos a continuación seguro que te motivarán a descansar los pies y echar una cabezadita fuera de lo común.

Si te da por pasar unos días esquiando en la Suiza central y quieres amenizar la noche de forma cálida, tienes la posibilidad de instalarte en un iglú. Por ejemplo, está el de Dorf en Engelberg, un complejo en plena montaña con paredes de hielo al que no le falta el confort básico y hasta bar.

También en la montaña, pero ya en las alturas, se han habilitado para los alpinistas unos cubos acristalados en las laderas de Los Andes. En el Skylodge Adventure Suites del Valle Sagrado de Cuzco (Perú) hay que compartir el habitáculo, pero el espectáculo aéreo a nido de cóndor se lo merece... si no tienes vértigo. 

Más cercanas y asequibles son las propuestas que han proliferado en nuestra geografía nacional y que te permiten pasar la noche en cabañas sobre los árboles. Mejor deberíamos decir, bungalows, ya que están estupendamente equipadas. Esta original forma de turismo rural la encontramos en Les Cabanes de Girona, en Dormir en los árboles de Cáceres, en Zeanuri del País Vasco... Sentir los pájaros y el rumor del viento mientras te meces en el mar verde de las copas tiene que hacerte sentir un Tarzán del s. XXI.

Tres propuestas en las que lo que casi menos cuenta es dormir... ¡son de por sí una experiencia única con la que soñar!

Lee también: Un invierno en Menorca

 

COMENTARIOS

¿Quieres comentarnos algo sobre este post?

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.
Los campos necesarios están marcados *