X

X

¡RECIBIDO!

hasta pronto
X

¡RECIBIDO!

hasta pronto
X

¡RECIBIDO!

hasta pronto
X

¡RECIBIDO!

hasta pronto

¿Todavía con
este navegador?

Es hora de actualizarlo para poder disfrutar a tope y de manera optimizada de nuestra web.

¡Descárgalo!

ÉSTE ES
NUESTRO CATÁLOGO
DE EXPORACIÓN

¡Entra y descubre todos nuestros productos de alimentación sana!

DESCARGAR CATÁLOGO
Cerrar popup

Concurso Mensual¡Suscríbete a nuestra newsletter!

Newsletter

Cada mes sorteamos este lote de productos entre nuestros nuevos suscriptores Santiveri.

VOLVER AL LISTADO
Correr con tu perro. ¡Prepara el perrotón! 2 de diciembre de 2015

Correr con tu mejor amigo. ¡Prepara el perrotón!

No ha salido aún el sol y llevas puestas las deportivas, unas mallas, el cortavientos y, en el iPod, está preparada tu lista de ritmos matinales energéticos.

Antes de abrir la puerta coges una correa, Trufo, tu perro, ya mueve la cola y saca la lengua lleno de excitación. En la calle comienzas poco a poco la carrera, vas entrando en calor y tu mejor amigo te acompaña propulsado por sus cuatro patas. ¿Hay mejor forma de comenzar el día?

Los aficionados al running que cuentan con mascota han encontrado la manera de combatir lo que el escritor norteamericano Alan Sillitoe llamó 'la soledad del corredor de fondo': mientras avanzan metros y kilómetros al mirar a su lado ven a una criatura fiel y feliz que les acompaña infundiéndoles ánimos. Además, con el ritmo de la vida actual, entre el trabajo y las actividades domésticas, correr con tu perro te ayuda a economizar tiempo al ahorrarte uno de los paseos diarios necesarios de tu querida bestia.

Es una escena habitual ver a estas parejas avanzar por las calles y los parques al buen trote, se ponen en forma y desbordan endorfinas del buen rollo.

De hecho, son muchas estas parejas, tantas que en ciudades como Madrid, Barcelona o Valencia ya hay algunas "carreras" en las que puedes participar con tu mejor amigo. Los perrotones, así se llaman estos eventos deportivos, llegan a acoger a miles de aficionados que, sin ánimos  de llegar los primeros a la meta, hacen de este acontecimiento deportivo una divertida fiesta en la que pasárselo… guau.

Por Sergio Collado

 

 

 

COMENTARIOS

¿Quieres comentarnos algo sobre este post?

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.
Los campos necesarios están marcados *