X

X

¡RECIBIDO!

hasta pronto
X

¡RECIBIDO!

hasta pronto
X

¡RECIBIDO!

hasta pronto
X

¡RECIBIDO!

hasta pronto

¿Todavía con
este navegador?

Es hora de actualizarlo para poder disfrutar a tope y de manera optimizada de nuestra web.

¡Descárgalo!

ÉSTE ES
NUESTRO CATÁLOGO
DE EXPORACIÓN

¡Entra y descubre todos nuestros productos de alimentación sana!

DESCARGAR CATÁLOGO
Cerrar popup

Concurso Mensual¡Suscríbete a nuestra newsletter!

Newsletter

Cada mes sorteamos este lote de productos entre nuestros nuevos suscriptores Santiveri.

VOLVER AL LISTADO
Walk Fearless, Urska y Gregor Kelt AUTOR: Yeray S. Iborra 17 de febrero de 2016

Caminar... ¡sin miedo!

¿Cuántas maneras de cubrir el trecho que separa Marsella de España se os ocurren? Avión, tren, coche... Meeec. Ninguna de esas respuestas les sirve a Gregor y Urska, dos jóvenes eslovenos que decidieron cerrar su empresa y emprender 3.000km a pie y sin dinero. Ya están en Barcelona.

“¿Trabajas 7 días a la semana, 11 meses al año, para ganar suficiente como para hacer lo que realmente quieres? ¿Eres propietario de un coche/piso y tienes hijos hambrientos correteando por la cocina pero al mismo tiempo te imaginas a ti mismo acostado en un sunchair de las Islas Canarias?¿Se te cruzan los cables porque ves a tu amigo publicar la enésima foto en Facebook con un mar turquesa, palmeras y una tortuga, que accidentalmente pasaba por hay, de fondo?”, de este modo nos interpelan Urska y Gregor Kelt en el texto introductorio de la web de su proyecto, Walk Fearless. Quién no ha tenido las sensaciones que describen... ¿Por qué ellos pasaron a la acción?

Urska y Gregor tenían una empresa y nueve proyectos en marcha en Eslovenia, las ataduras clásicas de la vida en una urbe y, sobretodo, una promesa por cumplir: “Ahorraremos y cumpliremos nuestro sueño, viajar”, declaraban a Mauricio Bernal en El Periódico tras su paso por Barcelona el pasado enero. Y vaya si lo hicieron. 

Lo cerraron todo: chaparon la empresa, pagaron las deudas, finiquitaron los proyectos. 

Seis semanas más tarde echaron a andar. 

Cogieron el petate, y a por ello; caminar como medio y finalidad. Una forma de disfrutar del recorrido y con un objetivo: marcarse 3.000km a pie. Y sin dinero, claro. A finales de julio de 2015, de hecho, se preguntaron: “¿Qué haríamos si el dinero no existiera?".

Se respondieron con hechos: desde que emprendieran su aventura a lo largo de Europa, Urska y Gregor han comido con aquello que las tiendas iban a lanzar por las noches (casi 8 millones de kilos de comida desperdiciada en los mercados); han dormido al aire libre, cuando el tiempo lo permitía; y claro, se han probado con el coachsurfing (del que también habíamos hablado, enfocado a cuestiones culturales). 

Urska y Gregor tenían el propósito de experimentar y compartir, es por eso que allá por donde pasan se ha vuelto una constante que les pidan dar alguna charla o taller sobre su experiencia. En Barcelona tuvo lugar en Aurea Social, pero atentos a vuestras ciudades, todavía no sabemos cuán lejos pueden llegar.

Foto: Walk Fearless ©

 

COMENTARIOS

¿Quieres comentarnos algo sobre este post?

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.
Los campos necesarios están marcados *