X

X

RECEIVED!

hasta pronto
X

RECEIVED!

hasta pronto
X

RECEIVED!

hasta pronto
X

RECEIVED!

hasta pronto

Still using this navigator? It's time to update so that you can enjoy our website in an optimized manner.

Download it!

The santiveri
export catalogue
is waiting for you

Discover our delicious food made of the healthiest ingredients

VIEW CATALOGUE
Close popup

Subscribe to our newsletter

Newsletter

Stay tuned to all of our news: receive our best recipes, news and advice directly in your inbox

GO BACK TO LIST
Snowkiting o kiteboarding, deporte del invierno, deporte de montaña 15 December 2015

Snowkite, ¡qué la fuerza del viento te acompañe!

A esta altura del año el aire frío se deja sentir hasta en las ciudades templadas por el mar. Con las bufandas, la imaginación empieza a volar hacia cumbres nevadas y paisajes vestidos de blanco...

El clima, la temperatura y las cada vez más breves horas de luz nos dicen que es el momento de cambiar los deportes de playa por los de montaña. Unos retomarán los esquís, otros la tabla de snowboard, el trineo o el piolet. Son muchas las opciones para disfrutar de la nieve en todas sus formas.

De hace una parte a ahora, la moda del kitesurf ha llegado para no desaparecer  y aumenta sus filas de adeptos año a año y en los días estivales de viento el cielo se colorea con cometas mientras una tabla surca veloz el mar. Pues bien, este mismo deporte también tiene su vertiente de invierno, se trata del snowkiting o kiteboarding. Esta mezcla curiosa de snowboard y parapente, que es primo hermano del windsurf, permite deslizarnos por la nieve con una tabla propulsados por una cometa que recoge la fuerza del viento. Hay que ser hábil con los pies y con los brazos que sujetan los cables de la “vela”. Si eres más de esquís, entonces lo tuyo es el kiteskiing que, en definitiva, es lo mismo.

En el snowkiting la velocidad puede llegar a más de 100 km/h y se pueden realizar saltos acrobáticos increíbles de muchos metros de altura y de longitud. Es un deporte bello y espectacular que engancha tanto a quien lo practica como al que lo mira. Ah, y por cierto, en este deporte también podemos ir cuesta arriba… ¡se acabaron las colas para el telesilla!


Texto: Sergio Collado

 

COMMENTS

Want to comment something about this post?

Your email adress will not be published. The necessary fields are marked. *